Irreverencia en XL.

By Tuesday, March 17, 2015 0 Permalink 0

Tshirt

Puerto Rico, ¿quién te entiende?

Utilizamos muletillas como preludio a insultar.

Catalogamos con adjetivos rebuscados a aquellos que no hacen más que faltar el respeto.

Apoyamos estampas de acoso y machismo.

Y después lloramos.

Lloramos porque humillan a nuestros niños, porque agreden a nuestros vecinos, y violan a nuestras amigas.

Protestamos, alzamos nuestras voces, hacemos llamados de acción.

Todo esto, mientras vestimos una T-Shirt que encapsula todo lo que está mal con nuestra sociedad, apoyando una marca que precisamente celebra la “Poca Vergüenza”.

Pues aquí voy yo, a hacer lo propio, en honor a la sátira y al humor negro que dices promover:


1524777_993125647383907_129939169837596781_n

Tú perdona, pero el producto que vendes es un reflejo de su crasa ignorancia. Crear una camiseta que me advierte a no mirarte de cierta forma o a no acercarme porque “me violas” promueve la visión de que el hombre simplemente no se puede “aguantar” a realizar el acto de menoscabar con la dignidad de una mujer. Tu expresión es irresponsable, insultante e inaceptable. Y por cierto, no causa gracia.


10423280_993125610717244_1916238416739170294_n

No es por ná, pero ser machista está bien pasado de moda. Crear una camiseta que desea felicidad a todos, menos a aquella mujer que denigran con llamarle “puta” promueve la misoginia que hace que a diario en esta Isla se reporten casos de hombres que acosan, violan, agredan y matan a mujeres. Tu expresión es discriminatoria, denigrante, machista e inaceptable. Y por cierto, no causa gracia.


Poca Verguenza

Lo único que aquí causa gracia es tu disculpa.

¿Ves? Esto es sarcasmo bien utilizado.

Con mucho respeto, no sabes utilizar la sátira grosera y el humor negro que dices emplear.  Todo lo contrario. Estas promoviendo el odio y el discrimen. Reduces la violación a un chiste. En resumen, disfrazas tu crasa falta de sensibilidad con irreverencia. Y para acabar de joder, desafías aquellos que quieren hacerte un llamado para que mejores tus posturas aludiendo a que no existe tal cosa como “mala promoción”.

Por último, en verdá, te debo felicitar porque verdaderamente eres lo que promocionas.

¿Lo cogiste? Cinismo en toda su expresión.

No tienes vergüenza.  Y la poca que tenías la vendiste en una de tus burdas camisetas.

Comments are closed.